viernes, 6 de febrero de 2009

Trompo alimenticio


Trompo alimenticio


Con una jornada que se está llevando a cabo a nivel nacional se incluye el trompo de los alimentos en el programa escolar y además se esta formando al niño y al docente para que lleven su aprendizaje al hogarEn horas de la mañana de este jueves se inició en el Liceo Bolivariano Pedro María Morantes la Jornada Nacional de Formación Docente "El trompo de los alimentos va a la escuela" 2008, la cual tiene como principal función educar a los docentes, coordinadores del PAEB y alumnos en el consumo de alimentos sanos y acordes a lo que su cuerpo necesita.Carola Armas, coordinadora zonal del PAEB, explicó que la jornada se está llevando a cabo gracias al trabajo conjunto entre la Zona Educativa y el Instituto Nacional de Nutrición, y con ello intentan llevar el trompo de alimentos a la escuela, esto con el fin de ir creando la conciencia en el niño que está en educación inicial hasta el que está en el último año de bachillerato en cómo debe ser su alimentación. "Ellos aprenden sobre los alimentos que deberían estar asimilando en el programa escolar y en sus hogares, y no lo que consumen en las cantinas, que en algunas ocasiones no cumplen con las normas".ParticipaciónArmas destacó que esto también tiene que ver con la parte proteica y nutricional, que los docentes también deben conocer y que actualmente está girando en toda Venezuela. "En esta jornada inicial asistieron más de 100 personas entre docentes, coordinadores del PAEB, Bienestar Estudiantil, Defensoría Escolar, Formación docente y cultura. Ellos junto a los estudiantes que también asistieron a trabajar la parte jurídica, de manejo e higiene de alimentos y hacer de esta manera la ejecución y promoción de este trompo de los alimentos".Agregó que las madres laboradoras están recibiendo la charla desde el sábado pasado, con la jornada de higiene y manipulación de alimentos y se hizo a nivel nacional, y quienes asistieron a esta primera jornada de formación docente se vuelven multiplicadores y facilitadores.


Destacó que la labor que están emprendiendo se extenderá durante todo el año escolar y tiene toda una programación con cada una de las mesas de trabajo conformadas, asimismo se tiene previsto un plan de acción donde esta el sistema de trabajo, además de la evaluación, porque deben estar muy pendientes de que se lleve con seguridad esta inclusión

De la misma manera, enfatizó Armas, están trabajando fuertemente con las cantinas en los liceos donde sólo se da una comida, ellos también deben guiarse por el trompo de alimentos, es decir no pueden vender "chuchearías" que nada aporten a la nutrición del niño o niña. "Estamos pendientes, y de no cumplir con las normas hay sanciones que aplicar".
Activas mesas de trabajoA fin de llevar a cabo la multiplicación y formación de los docentes en lo que tiene que ver con la inclusión del trompo de alimentos en el programa de alimentación escolar, se han conformado una serie de mesas de trabajo conformadas por estudiantes, docentes y coordinadores del PAEB.


Las mesas tratan temas como el marco jurídico, la comunicación alternativa en el trompo alimentario, los valores socialistas en el trompo alimentario, estrategias de aprendizaje, el trompo de los alimentos en las actividades culturales, el trompo de los alimentos en higiene y manipulación y la cantina escolar.Cada mesa para desarrollar las temáticas respectivas, debe generar una serie de preguntas que permitan la discusión y el debate, para de esta manera obtener el producto final de cada una de las mesas.

(Cabimas) Con el fin de fomentar procesos de seguridad alimentaría y orientar a la población sobre la importancia de llevar una dieta balanceada, el Instituto Nacional de Nutrición Zulia (INN), implementa diversos programas en el Municipio Cabimas, entre los cuales están Nutrición para la Vida, el Servicio Educativo de Recuperación Nutricional, charlas en diversas instituciones educativas y asesorías a Consejos Comunales.Rubén Mindiola, subdirector regional del INN, manifestó que trabajan de la mano con los Consejos Comunales y módulos de Barrio Adentro instalados en las diversas parroquias que conforman la ciudad para conocer el perfil y estado nutricional de la población.Indicó además que posterior a la detección de tales perfiles, se procede a ejecutar los planes alimenticios de acuerdo a las necesidades y requerimientos de cada individuo.Todo este proceso se realiza en los sectores más necesitados de la ciudad para disminuir los índices de desnutrición u obesidad según sea el caso específico.Asimismo, señaló que el Servicio Educativo de Recuperación Nutricional, es ofrecido en el Hospital Adolfo D’ Empaire de Cabimas, en la modalidad interno y consultas nutricionales.Dicho servicio ofrece atención integral a pacientes que requieran ser internados bien sea por el déficit o exceso de alimentación.El centro cuenta con capacidad para atender 20 pacientes de recuperación interna y los días miércoles en horario de 7:00 a 11:00 de la mañana, los especialistas en nutrición y dietética asisten pacientes por consulta.Por otra parte, Mindiola, informó que el INN imparte charlas en los planteles educativos para orientar a padres, representantes, docentes y estudiantes sobre los factores de riesgo en materia nutricional.La charla se denomina ¿Cómo armar la lonchera escolar?, en la que se informa sobre los grupos de alimentos que no pueden faltar en el desayuno, merienda y almuerzo de los niños para que puedan crecer enérgicamente y desarrollar nuevas capacidades; lo que también influirá en su desempeño escolar.Mindiola indicó que continuamente capacitan a los miembros de los Consejos Comunales sobre la manera correcta de instalar comedores populares, para que basados en estos conocimientos logren crear nuevos programas que aporten beneficios tanto para los participantes como para la comunidad en general que se proveerá de alimentos sanos a bajos precios.“Trompo de los Alimentos” Mindiola también explicó que el Instituto Nacional de Nutrición (INN) creó el “Trompo de los Alimentos”, una nueva manera de clasificar los grupos básicos, que utiliza el juego tradicional venezolano para dar a conocer un régimen alimenticio balanceado.“El Trompo establecido por el INN abandona el viejo patrón de la pirámide nutricional, creada por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de 1992, por considerar que no se adapta a los valores nacionales, no fomenta el consumo de nuestros productos y no contribuye con la soberanía alimentaría.Pon a girar el Trompo, consiste en combinar cada una de las franjas con lo cual se obtendrá una dieta variada y balanceada, que junto con el agua y la actividad física, serán la clave para disfrutar de una óptimo estado de salud”, subrayó.Para una alimentación saludable de acuerdo a las recomendaciones nutricionales para la población venezolana, el INN ha clasificado los alimentos en cinco grupos de acuerdo a su valor nutritivo y cada uno está acompañado de un color. Los granos, cereales, tubérculos y plátanos, están identificados con el color amarillo; hortalizas y frutas con el color verde; leche, carnes y huevos con el azul; azúcares con el color gris; las grasas y aceites vegetales con el anaranjado y para finalizar el guaral de el Trompo, representa el agua y la actividad física que son el complemento para una mejor calidad de vida.Expresó que la manera en que se dispuso los alimentos en El Trompo, tiene como finalidad orientar a la población en la selección adecuada y a una ingesta balanceada de alimentos que conforman su dieta, es decir, aquella que proporciona al organismo todas las sustancias nutritivas que favorecen el crecimiento, el desarrollo y el buen estado de salud. “El Trompo de los alimentos, es desde ahora la referencia nacional en materia de nutrición, garantizará una nueva cultura nutricional, que rescate nuestros valores e incentive el consumo de nuestros productos y proporcione a todos los ciudadanos la soberanía alimentaría”, apuntó.Foro socialistaRubén Mindiola, aprovechó la oportunidad para felicitar a Servanda Velásquez, directora regional del Instituto Nacional de Nutrición Zulia, por haber participado en el 1er Foro para la nutrición socialista en Venezuela, efectuado del 29 de abril al 1ro de mayo, en el hotel Alba Caracas.Señaló que el objetivo del encuentro fue dar a conocer nuevos proyectos que fortalecerán las estrategias del gobierno bolivariano en torno a los patrones de consumo, distribución equitativa, social y soberana de alimentos que garantice el desarrollo de los venezolanos.Esta primera jornada, contó con la presencia de personalidades destacadas como Jorge Alvarado, embajador de Bolivia en Venezuela, Renato Gusmao, representante regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). Además, reunió a los diferentes sectores de la cadena agroproductiva del país y el poder popular organizado, para presentar proyectos que contribuyan a fortalecer la soberanía alimentaría. “El INN quiere unirse y presentar nuevos símbolos de la nutrición, los patrones culturales de los venezolanos, generar identificadores para saber cuando estamos en riesgo, y poner en claro que la nutrición está presente en la producción de alimentos”, finalizó.

Este trompo tiene cinco colores y una cuerda azul. Y gira que gira, intenta divulgar nuevos valores alimentarios entre la población venezolana. El Instituto Nacional de Nutrición creó el trompo para orientar la dieta nacional según los hábitos de consumo autóctonos, la producción del campo venezolano y la política agroalimentaria del Gobierno. Marilyn Di Luca, directora ejecutiva del INN, explicó que la idea es utilizar las franjas para incorporar los grupos de alimentos según la importancia que deben tener en la mesa diaria. Otra intención es sustituir la tan difundida pirámide alimenticia "que, por ser de Estados Unidos, deja fuera a muchos de nuestros alimentos".


Así, en el tope del trompo y ocupando la franja más gruesa, están los granos, cereales como arroz, trigo (en pasta solamente) y maíz (crudo y en arepa), además de casabe, yuca cruda, papa, ñame y plátano. "De ese grupo, deben consumirse seis porciones al día. Puede ser un cuarto de plátano o una taza de granos o cereales", explica.
La segunda franja más importante es la de verduras y frutas. De ellas hay que consumir cinco raciones. "Uno de los problemas es que el venezolano consume pocos vegetales y frutas. Prefiere, por ejemplo, el refresco que el jugo, a pesar de que resulta más costoso y menos alimenticio". El trompo resalta, entre otras, piña, cambur, patilla, lechosa, parchita, melón, mandarina, coco, lechuga, guayaba, pimentón, repollo, auyama, berenjena, calabacín, tomate, remolacha, vainita y zanahoria.


Siguen las carnes rojas y blancas, huevos y lácteos. De esta franja, según el INN, se deben consumir tres porciones. Dice Di Luca que otras combinaciones aportan los mismos nutrientes que un trozo de carne roja. "Arroz y caraota equivale a un bistec y sin la grasa", dice.
En la base del trompo, compartiendo la franja más pequeña están las grasas (frituras) y lo dulce como azúcar, miel y papelón, entendiéndolos como chucherías y refrescos. De esos, lo ideal es una porción al día.


La cuerda del trompo es azul. "Es el agua que debe estar presente todo el día", asegura la funcionaria. Explica Di Luca que, según cifras gubernamentales, 90% de la población come tres veces al día, porque accede a más alimentos: "En 2007 se repartieron 1,5 millones de toneladas de productos. En Venezuela, el problema no es falta de nutrición, sino malos hábitos. Ha aumentado la obesidad incluso en los niños y esto se debe, también, a la falta de ejercicios físicos".

4 comentarios:

  1. LA VERDAD LE DOY EL VISTO BUENO PUES HE PARTICIPADO EN ESTAS ACTIVIDADES QUE SE ESTAN LLEVANDO A CABO EN LAS INSTITUCIONS EDUCATIVAS

    ResponderEliminar
  2. bueno me parece bien pero una pregunta aver si me reponden por que canbiarian la piramide es igual
    que el trompo tiene las 5 rayas

    que la diferencia no entiendo bueno es te fue mi comentario
    si chicas bellas leee esto este es mi msn

    agregenlo abrahanj@hotmail.com

    ResponderEliminar